Estudio reflejó que acumulación de grasa intermuscular provoca problemas de salud cardiovascular y metabólica